COMO BUSCAR UN ABOGADO LABORALISTA O UN ESPECIALISTA EN OTRA AREA JURIDICA


Estos consejos de un Abogado Laboralista en Bilbao te pueden ayudar a ganar mucho tiempo y dinero.

Buscar un buen abogado especialista en una materia especifica es una tarea compleja a día de hoy,. Es complejo, incluso para los que somos abogados especialistas, y queremos derivar a un cliente a otro abogado para que reciba el mejor servicio. Lamentablemente, los Colegios de Abogados no disponen de listas de abogados especializados. En Francia, por ejemplo, existen especializaciones de forma oficial, igual que pasa en el sector de la medicina. Es obvio que nadie se dejaría operar el corazón por un dermatólogo, o recibir quimioterapia de un traumatólogo. Incluso en muchos casos, es adecuado ser tratado por un sub-especialista en la materia. Por ejemplo si tenemos un lesión en la rodilla buscaremos un traumatólogo sub-especializado en rodilla.

La falsa creencia de que los abogados sabemos de todo, solo perjudica a los clientes que son los que sufren los problemas. Hace 100 años un abogado podía abarcar todas las especialidades, existían pocas leyes. Hoy en día es imposible, la diversidad normativa es inmensa y cambia constantemente. Quien mucho abarca poco aprieta. Un abogado especialista no duda en reconocer que no sabe de otras materias. Un abogado especialista en derecho laboral sabe lo mismo o menos sobre derecho matrimonial que una persona que ha vivido un divorcio. Tal vez te sorprenda, pero es normal, es imposible saber de todo, y quien asegure saber de todo, sabrá poco de cada especialidad.

La opción habitual es acudir al abogado que te ha recomendado un familiar o amigo. Es muy bueno te dicen. Nadie lo duda. La pregunta que tienes que plantearte es, ¿en que es muy bueno? Y por otro lado, te tienes que preguntar si la persona que te dice, que ese abogado es muy bueno, tiene criterio para afirmar que es muy bueno.

La primera pregunta tiene fácil respuesta, si el que te hace la recomendación ha tenido un problema por una hipoteca y tu problema es por una denuncia penal, es evidente que ese no es tu abogado. La segunda cuestión, es más relativa, es evidente que si ese abogado está especializado en hipotecas y tienes un problema con tu hipoteca a priori, es una buena opción. En el ámbito del derecho la experiencia es el factor determinante para una buena defensa. No confundas la experiencia con la edad. Otra cuestión es saber si en base a esa experiencia los resultados son mejores o peores que con otro abogado. Esta es una cuestión compleja. Puedes comparar dos restaurantes, comes tres veces al día, pero no puedes comparar dos procesos sobre hipotecas y mucho menos dos procesos sobre Accidentes de Trabajo (Accidente Laboral) puesto que solo te va a ocurrir una vez en la vida.

Si partes de 0, la opción común a día de hoy es buscar en Internet un abogado. Haríamos algo así: "abogado laboralista Bilbao"

El buscador te remitirá a una lista de resultados donde desgraciadamente aparecen no especialistas en la materia que gracias al pago de publicidad en Google u otros buscadores se colocan en las primeras páginas. El resultado no es tan fiable como aparenta ser. Se echa de menos otra vez que el Colegio de Abogados no tenga una lista contrastada de especialistas y sub-especialistas.

Te preguntaras a continuación que hacer. El método es fácil. Visita las páginas web de los resultados, fíjate que tipos de casos llevan. Si además de Derecho Laboral y de la Seguridad Social llevan otros casos, descarta, no son especialistas. Verifica también si trabajan para empresas, para trabajadores o para ambos. Comprobados estos datos te toca cerciorarte de si el contenido de las web son ciertos. Tienes que evitar la picaresca de utilizar varias web diferentes con especializaciones diferentes para captar clientes, busca al mismo abogado con otra especialidad y comprueba si aparece.

Para hacer las comprobaciones finales te toca llamar. Llama a las opciones que tengas disponibles y verifica que realmente son especialistas. El truco es no desvelar nunca que estás buscando. Cuando llames pregunta que especialización tienen en ese despacho. Lo habitual es que te pregunten cuál es tu problema, y eviten pronunciarse sobre su especialización. Contesta con otra opción, es decir, que si tienes un problema laboral, dí que tienes un problema con la hipoteca. Si te dicen que llevan hipotecas, acabas de comprobar que no son especialistas en Derecho Laboral. Si en cambio te responden que solo llevan asuntos de Derecho Laboral, puede que acabes de encontrar un despacho especializado en la materia. Para evitar la picaresca de utilizar varios teléfonos diferentes para cada especialización acude al despacho y fijate en la placa. Si se trata de un especialista de verdad en la misma constará claramente su especialización.

Ahora solo te falta concertar un cita para consulta. En caso de dudas tras la consulta siempre puedes acudir donde otro especialista para una segunda opinión. Las consultas previas te saldrán baratas. Te saldrá muy caro si confias tu defensa en alguien sin experiencia en la materia. Más aún si has sufrido un Accidente de Trabajo (Accidente Laboral).


Si te ha parecido interesante el contenido, compártelo, a poder ser exclusivamente con otr@s trabajador@s.
Correo
Llamada
Asignación
Acerca de
LinkedIn